Saltar al contenido

Etxegana. Un hotel en el País Vasco con aires orientales.

Hotel & Spa Etxegana

¿Puede ser un hotel exótico y tradicional al mismo tiempo? En el Hotel Etxegana encontrarás la respuesta.

Visitar el Hotel & Spa Etxegana es adentrarte en un oasis de serenidad y sosiego. Un hotel rural en el País Vasco con aires orientales. Calma total en un mar de tesoros y joyas únicas. El silencio será tu acompañante perfecto durante tu retiro, pero también te puede acompañar tu mascota, porque en el Hotel Etxegana todos somos bienvenidos.

UN CASERÍO VASCO-INDONESIO

Al llegar a Etxegana y ver el edificio desde fuera, puedes pensar que vas a entrar en el típico baserri (casa de campo) vasco. Estás en una zona montañosa y la arquitectura exterior del edificio coincide con el estilo tradicional. Pero…¡SORPRESA! Cuando entras al interior del hotel te sobrecoge la deliciosa combinación de la cultura vasca e indonesia, un auténtico mestizaje de ambas.

MADERA TALLADA COMO INGREDIENTE PRINCIPAL

La madera tallada es una de las características principales de la arquitectura indonesia, y como no podía ser de otra forma, la protagonista de la decoración de Etxegana. Todas son piezas únicas traídas sobre todo desde Bali y la Isla de Java. Cada una con su historia, que estoy segura que Luis y Bego, los dueños del hotel, te las contarán encantados. Cabeceros, mesitas, armarios, sedas naturales… el hotel es una auténtica evocación a la cultura oriental.

La expresión máxima de la talla de madera la encontramos en el Joglo, como llaman en la Isla de Java a las pérgolas. El Joglo de Etxegana es una pieza única de más de 200 años, traída desde Java pieza a pieza y reconstruida en Etxegana. Una labor solo apta para los más pacientes.

UN AMBIENTE EVOCADOR

Esta combinación de culturas tan particular, genera un ambiente relajado que te invita a evadirte. Un masaje, un baño relajante en la bañera de hidromasaje o simplemente una interesante lectura con vistas a las montañas, son un buen plan para recuperar la calma perdida en nuestro día a día.

Si esta calma la quieres recuperar en buena compañía, estas de suerte porque el Hotel Etxegana es ideal para los más románticos. Tiene todos los ingredientes para sorprender a tu pareja. Spa de uso privado, cena romántica bajo las estrellas y un paisaje que enamora, ¿hay alguien que se resista?

HABITACIONES DE CUENTO

Una de los elementos que más me gusto de la habitación del Hotel Etxegana fue, la cama con dosel. ¿Quién no ha soñado nunca en dormir en una cama así, rodeada de telas de seda? Es una sensación de bienestar única, solamente igualada por el increíble paisaje que puedes admirar desde la ventana. Un lienzo de cimas y bosques verdes o blancos, depende de la época.

PARQUE NATURAL DE GORBEIA

Aunque seguramente te cueste abandonar el hotel, el Parque Natural de Gorbeia se merece una visita. Subir al monte Gorbea es una tradición para el montañero vasco, y para los no tan montañeros. Las vistas desde su cima son impresionantes y si el día está despejado, se puede ver hasta el mar Cantábrico. El bosque de Otzarreta también es una visita obligada. Un hayedo salido de un cuento de hadas que se convierte en la postal ideal para los aficionados a la fotografía.

Si tu plan es visitar las ciudades vascas, el Hotel Etxegana se encuentra a caballo entre Vitoria y Bilbao. En media hora estarás en cualquiera de ellas.

IR A LA WEB DE CASA RURAL ETXEGANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.